LOS EFECTOS PSICOLÓGICOS DEL BLACK FRIDAY

El Black Friday ha arraigado firmemente en España, marcando su quinto año consecutivo como un fenómeno de descuentos que no solo impacta en nuestros bolsillos, sino que también puede dejar secuelas en nuestra salud mental. Este evento, caracterizado por la frenética búsqueda de ofertas, desata una serie de efectos psicológicos que van más allá de la emoción momentánea de conseguir productos a precios reducidos.

1. Compras Compulsivas y la Búsqueda de la Falsa Felicidad:

El consumismo, alimentado por estrategias publicitarias y de marketing, nos sumerge en la búsqueda de una felicidad superficial a través de la adquisición de bienes materiales. La creación de necesidades artificiales y la comparación constante con otros, supuestamente más felices, nos llevan a caer en la trampa de una satisfacción efímera. Este enfoque en la compra como medio para alcanzar la felicidad puede resultar en una insatisfacción permanente, ya que siempre surgirán nuevas necesidades que no pueden ser plenamente satisfechas.

2. Compras Compulsivas y Adicción:

Las compras compulsivas, denominadas como “adicción a las compras” u “oniomanía”, pueden convertirse en un problema psicológico significativo. Esta adicción se manifiesta a través de impulsos intensos por comprar bienes innecesarios, a menudo como respuesta a conflictos interpersonales o malestar emocional. Esta conducta desadaptativa puede dar lugar a gastos innecesarios y desafíos en las esferas familiar, social y económica.

3. Factores Predisponentes a Compras Compulsivas:

Diversos factores personales y socioculturales aumentan la vulnerabilidad a las compras compulsivas. Ser impulsivo, tener baja tolerancia a la frustración, buscar la satisfacción inmediata, tener baja autoestima y la influencia de valores consumistas imperantes en la sociedad contribuyen a la impulsividad en las compras.

4. Acontecimientos y Excitación Emocional:

Los eventos como el Black Friday, caracterizados por ofertas y rebajas, pueden desencadenar estados emocionales intensos, como euforia y ansiedad. La compra se convierte en una forma de regular estos estados emocionales, proporcionando un alivio momentáneo al malestar. Esto crea un círculo vicioso en el cual la gratificación instantánea se busca a través de la adquisición de bienes.

5. Detectando la Adicción en Casa y Estrategias para Detenerla:

Es crucial estar atentos a signos de compras compulsivas, como la acumulación innecesaria de objetos y compras dirigidas a otros en apariencia de generosidad excesiva. Para frenar este comportamiento, es esencial conocer y ser consciente del motivo detrás de cada compra. Establecer un presupuesto realista, planificar las compras y cuestionar la razón detrás de cada una son estrategias clave para evitar excesos.

6. Ansiedad y Tensión:

Este ambiente de compras frenéticas puede desencadenar una gran ansiedad en aquellos con dificultades para controlar sus impulsos. La guía de ifeel destaca la importancia de canalizar esta tensión de manera adaptativa para evitar reactivar el ciclo vicioso de la adicción a las compras.

En resumen, el Black Friday no solo representa una oportunidad para conseguir ofertas, sino que también desencadena complejos efectos psicológicos que deben abordarse con conciencia y estrategias adecuadas para mantener una relación saludable con el consumo.

More Projects
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad