terapia familiar madrid | psicólogo familar

terapia psicológica para familias en madrid, TRABAJAMOS PARA LOGRAR LA MEJOR RELACIÓN EN FAMILIA

TRATAMOS PROBLEMAS RELACIONADOS CON EL NÚCLEO FAMILIAR, CREANDO UNA NUEVA FORMA DE RELACIÓN

 

En la terapia familiar, el tratamiento psicológico se enfoca sobre un grupo familiar en lugar de sobre una persona. El objetivo de esta metodología es trabajar sobre los problemas que afectan al núcleo familiar y a cada uno de sus miembros y crear entre todos una nueva forma de relación guiados por un psicólogo especialista.

En la terapia familiar se intenta fomentar el cambio en las formas de interacción de cada miembro de la familia con los demás. Se procura entender las necesidades de los otros y empatizar para conseguir cambios útiles en la manera de relacionarse.

terapia familias

La terapia sistémica es una técnica que se utiliza para resolver problemas familiares y de pareja. Esta técnica se basa en la idea de que los problemas que enfrenta una persona no son solo suyos, sino que también son parte de un sistema más amplio. En otras palabras, el problema no se encuentra en la persona, sino en la relación que tiene con su entorno. La terapia sistémica busca, por tanto, solucionar los problemas desde una perspectiva más amplia.

La terapia sistémica aplicada a la terapia familiar es útil para una amplia variedad de problemas. Algunos de los problemas que se pueden abordar con la terapia sistémica incluyen la comunicación inadecuada, la falta de respeto y comprensión, la dependencia emocional, la violencia doméstica, el abuso de sustancias, entre otros.

CASOS QUE TRATAMOS EN TERAPIA FAMILIAR EN DARAE

A través de las terapias para familias, se tratan múltiples de problemas familiares. Estos son algunos de los casos más tratados en una consulta psicológica familiar:

– Terapia para familiar con trastorno

La terapia para un familiar con trastorno es un enfoque específico dentro de la terapia familiar diseñado para abordar las necesidades y desafíos particulares que enfrenta un miembro de la familia que padece un trastorno. Esta modalidad de terapia se centra en proporcionar apoyo tanto al individuo afectado como a su familia en su conjunto. Se proporcionan sesiones de seguimiento para evaluar el progreso y realizar ajustes en el plan terapéutico según sea necesario, asegurando que la familia reciba el apoyo continuo que necesita.

– Terapias para  familia disfuncional

Una familia disfuncional es aquella en la que existen patrones de conducta y relaciones insanas que generan problemas en la convivencia y en el desarrollo emocional de los miembros. La terapia para la familia disfuncional puede ayudar a identificar y modificar estos patrones de conducta y mejorar la comunicación y el entendimiento entre los miembros de la familia.

– Terapia familiar para padres separados

La separación de los padres puede generar conflictos emocionales y afectar el bienestar de los hijos. La terapia familiar para padres separados tiene como objetivo brindar apoyo emocional y enseñar habilidades para la comunicación y el manejo de la situación.

– Terapia para familiares de enfermos terminales

Cuando un miembro de la familia es diagnosticado con una enfermedad terminal, puede generar una gran carga emocional y afectar la dinámica familiar. La terapia familiar para familiares de enfermos terminales tiene como objetivo brindar apoyo emocional, mejorar la comunicación y enseñar habilidades para el manejo de la situación.

– Terapia familiar para niños y adolescentes

Los niños y adolescentes pueden presentar problemas emocionales y de conducta que afectan su desarrollo y su relación con la familia. La terapia familiar para niños y adolescentes tiene como objetivo mejorar la comunicación, identificar y modificar patrones de conducta insanos y enseñar habilidades para el manejo de emociones y situaciones.

– Terapia familiar para adicciones

La adicción es una enfermedad que puede afectar la dinámica familiar y generar conflictos emocionales. La terapia familiar para adicciones tiene como objetivo brindar apoyo emocional, mejorar la comunicación y enseñar habilidades para el manejo de la situación.

– Terapias para violencia de género e intrafamiliar

La violencia intrafamiliar es un problema grave que puede afectar la convivencia y el bienestar emocional de los miembros de la familia. La terapia para la violencia de género tiene como objetivo identificar y modificar patrones de conducta insanos, mejorar la comunicación y brindar apoyo emocional.

– Terapia para conflictos familiares

Las familias pueden experimentar conflictos en cualquier momento y por diversas razones. A veces, estos conflictos pueden parecer pequeños, pero pueden escalar y convertirse en problemas más grandes. La terapia familiar es una opción efectiva para ayudar a las familias a superar sus conflictos y mejorar su comunicación. En la terapia familiar, los miembros de la familia se reúnen para hablar sobre sus problemas y trabajar juntos para encontrar soluciones.

La terapia para conflictos familiares se centra en ayudar a las familias a aprender a comunicarse de manera efectiva y resolver conflictos de manera constructiva. Esto implica enseñar a los miembros de la familia cómo expresar sus sentimientos de manera clara y comprender las perspectivas de los demás. Además, los terapeutas pueden enseñar habilidades de resolución de conflictos que ayuden a las familias a trabajar juntas para encontrar soluciones a los problemas.

– Terapia familiar para TCA

El trastorno de la conducta alimentaria puede ser muy difícil de tratar. La terapia familiar es una opción efectiva para tratar trastornos como la anorexia en jóvenes. En la terapia familiar, los miembros de la familia trabajan juntos para ayudar a la persona con TCA a recuperarse.

La terapia familiar para la anorexia se centra en mejorar la comunicación y las relaciones familiares. Los terapeutas pueden ayudar a las familias a comprender mejor la anorexia y sus efectos en la persona que padece el trastorno y en la dinámica familiar. Además, pueden enseñar habilidades de resolución de conflictos y ayudar a los miembros de la familia a establecer límites saludables y trabajar juntos para apoyar a la persona que padece la anorexia.

– Terapia familiar para autismo

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que puede afectar significativamente la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con los demás. La terapia familiar puede ser útil para las familias de personas con autismo al ayudarles a comprender mejor el trastorno y trabajar juntos para apoyar a la persona que padece el autismo. 

La terapia familiar para el autismo se centra en mejorar la comunicación y las relaciones familiares. Los terapeutas pueden ayudar a las familias a comprender mejor las necesidades de la persona con autismo y enseñarles habilidades para mejorar la comunicación. Además, pueden trabajar con la familia para desarrollar estrategias para manejar situaciones desafiantes y ayudar a la persona con autismo a alcanzar sus metas.

– Terapia para familiares pacientes con cáncer

La terapia para familiares de pacientes con cáncer es una opción valiosa para las familias que buscan ayuda en este
difícil momento. La terapia familiar puede ayudar a los miembros de la familia a procesar sus emociones, reducir el estrés y fortalecer su capacidad para apoyar al paciente. La terapia también puede ayudar a las familias a abordar
temas difíciles, como cómo comunicarse con el paciente sobre su enfermedad y cómo manejar la incertidumbre y el miedo. 

En la terapia para familiares de pacientes con cáncer, un terapeuta capacitado trabajará con la familia para abordar sus necesidades emocionales y psicológicas. El terapeuta ayudará a la familia a comprender la naturaleza del cáncer, el impacto que puede tener en la vida de la familia y cómo apoyar al paciente de manera efectiva. También puede ayudar a los miembros de la familia a identificar patrones de comunicación ineficaces y brindar herramientas para mejorar la comunicación entre ellos. 

La terapia para familiares de pacientes con cáncer puede ser útil en cualquier etapa de la enfermedad, desde el momento del diagnóstico hasta la etapa terminal. El objetivo de la terapia es ayudar a la familia a lidiar con el estrés emocional y psicológico asociado con el cáncer y mejorar su capacidad para apoyar al paciente de manera efectiva.

 – Terapia familiar para divorcio

El divorcio es una experiencia emocionalmente difícil para cualquier familia. Es una transición importante que
puede generar una gran cantidad de estrés, miedo e incertidumbre. Los padres y los hijos a menudo se sienten abrumados por las emociones y las responsabilidades asociadas con el divorcio.

La terapia familiar para el divorcio es una opción útil para las familias que buscan ayuda en este difícil momento. La
terapia puede ayudar a las familias a procesar sus emociones, reducir el estrés y fortalecer la capacidad de los padres para colaborar de manera efectiva después del divorcio. La terapia también puede ayudar a los niños a entender y
procesar sus sentimientos sobre la separación de sus padres.

– Terapia familiar para niños con TDAH

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, también conocido como TDAH, puede afectar significativamente la vida de un niño y su familia. La terapia familiar puede ser una herramienta efectiva para ayudar a los niños con TDAH y sus familiares a entender la condición y aprender estrategias para manejarla.

La terapia familiar para el TDAH se centra en ayudar a la familia a trabajar juntos para manejar los síntomas del niño y desarrollar habilidades para la comunicación y el manejo del comportamiento. Los terapeutas pueden enseñar a los padres técnicas específicas para ayudar a sus hijos a organizarse, establecer rutinas, completar tareas y controlar su comportamiento. También pueden ayudar a los padres a manejar el estrés y la frustración asociados con el TDAH de su hijo.

– Terapia familiar para mejorar la comunicación

La comunicación efectiva es esencial para cualquier relación saludable, incluyendo la familiar. Si la comunicación es
pobre o ineficaz, puede causar conflictos y tensión en la familia. La terapia familiar puede ayudar a mejorar la comunicación entre los miembros de la familia y fomentar una comprensión más profunda de los sentimientos y necesidades de cada uno.

Los terapeutas familiares pueden enseñar habilidades de comunicación efectivas, como escuchar activamente, hablar con claridad y respeto, y expresar sentimientos de manera adecuada. También pueden ayudar a identificar patrones de comunicación ineficaces y trabajar con la familia para desarrollar nuevos patrones de comunicación más saludables.

– Terapia familiar para la depresión / ansiedad

La depresión y la ansiedad pueden ser condiciones debilitantes que afectan a la vida cotidiana de una persona y
pueden afectar a la familia y las relaciones personales. La terapia familiar puede ser un enfoque efectivo para tratar la depresión y la ansiedad, ya que puede ayudar a mejorar la comunicación y el apoyo emocional dentro de la
familia.

Los terapeutas pueden trabajar con la familia para identificar los desencadenantes de la depresión y la ansiedad y
desarrollar estrategias efectivas para manejarlos. También pueden ayudar a los miembros de la familia a comprender mejor los síntomas de la depresión y la ansiedad y brindar apoyo emocional y práctico.

Infórmate sin compromiso y consulta disponibilidad con uno de nuestros especialistas en nuestro centro de psicología en Madrid o en la modalidad de terapia online

contacta
con darae

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad